Premios y Reseñas

Carlos Matamoros, Revolution/Chilango

“Creo que hicieron un trabajo espectacular con el Mazda MX-5. Me impresionó la atención al detalle puesta en todo. De por sí era un gran auto pero ese refinamiento en cada detalle lo puso en otro nivel: ni le falta, ni le sobra. El manejo es balanceado y preciso, al alcance de todos y para que cualquiera pase un buen rato en cualquier momento tras el volante.”

Victor Möller, Autoshow Tv / Autoshow Radio

“Considero que han logrado mantener su identidad original aunque ahora está mejor construido y con mejores materiales es un auto que se siente y sobre todo su espíritu de diversión se incrementa gracias a su tecnología la cual te deja ahora ir más rápido, más divertido pero “sin ir al límite”. Como su antecesor, su diseño es espectacular y el haber mantenido su tamaño y peso es un gran logro por lo que el cliente puede estar seguro que está comprando el auto más divertido del mundo.”

Manuel Fernández, Automóvil Panamericano

“Todo un gozo de esos que nos hace alargar recorridos a propósito, quedarnos por más horas, hacer honor a esas veces que se conduce por ocio sin propósito alguno. Gracias, Mazda.”

Alberto Bortoni, Grupo Reforma

“El Mazda MX-5: Muy bueno y muy divertido: Qué bien que pusieron capota suave y transmisión manual; supongo que eso ayuda a manejar el precio en un muy buen nivel. Muy buena propuesta y ya quiero manejarlo en México.”

Memo Lira

"Si quiere un coche para usted, para disfrutar, no lo compre antes de subirse al Mazda MX-5, es un avión."

Jorge López, El Universal

“Mazda MX-5 es el referente directo de una experiencia divertida. Es sin duda el roadster más seductor que pueda existir pero, no sólo por su diseño de un carrito de autopista hecho realidad, también por su conducción que convence a la primera prueba de manejo. Sólo de verlo provoca esas irresistibles ganas de manejarlo para disfrutar una conducción a cielo abierto. La suspensión, la dirección intuitiva y en general su comportamiento es perfecto y excitante, sobre todo al momento de agarrar las curvas en carretera. ¡Me lo quedo!”